jueves, 28 de febrero de 2013

La mamá y la familia ideal

Imagen de la película "La Gran Familia"
Hace unos días, chateando con una amiga por Facebook me hizo descubrir a la familia ideal, con una madre estupendísima a la que probablemente nadie sea capaz de superar, o por lo menos eso aparenta ser.
Se trata de una chica jovencita, más o menos de mi edad (sí, me considero jovencita), guapísima, tipazo, estilazo, con morenazo todo el año, vamos con todos los azos del mundo. Madre de 11 hijos muy pero que muy seguidos, monísimos, todos iguales vestidos, que van a un cole estupendo con uniformes muy bonitos, deportistas...
Viven en una ciudad por la que pierdo la vida, San Francisco, en una casa enorme con un piscinón y con un plan de vida divertidísimo.
Hasta aquí parece que me esté corroyendo la envidia malsana, que un poquito sí, la verdad. 
Pero lo que más me gusta (o más bien envidio de ella) es que ha podido dedicar toda su vida a su familia, a estar con ellos el 100% del tiempo sin que le suponga ningún problema, es más, todo lo contrario. No le ha podido la falta de tiempo, el agotamiento que suponen el trabajo y los hijos para seguir trayendo retoños al mundo. 
Entiendo que las condiciones le acompañan y también su forma de ser. El haberla descubierto me ha planteado un mundo que nunca había pensado para mí, pero que no me importaría tener (y no por la parte material, eso es accesorio), aunque fuera en un 10%.
P.D: Probablemente no sea tan bonito como se ve desde fuera, pero ya lo cogía para mí. Jeje

miércoles, 27 de febrero de 2013

Miércoles mudo: comienza a nevar en Madrid

Acaba de comenzar a nevar en Madrid, a ver si terminamos 
el día como en la foto que a Mencía le encantaría verlo

lunes, 25 de febrero de 2013

Estrenado las 10.000 páginas vistas

Comenzamos la semana de muy buen humor y con celebraciones. Acabamos de estrenar las 10.000 páginas vistas y por ello quería agradecer a todos los que seguís a La Mami en Apuros que lo hagáis.
Mi marido, +Redacciones, ha querido hacerme un pequeño dibujo de agradecimiento, espero que os guste.
Feliz Semana!!!

domingo, 24 de febrero de 2013

Los sustos que nos da la fiebre

Este fin de semana hemos vuelto a tener otro episodio febril importante. Esta niña cada vez que tiene fiebre bate récords.
Todo comenzó ayer por la mañana, Mencía amaneció bien temprano, a las 7.45 (cosa bastante rara en ella porque es muy dormilona) cuándo fuimos a sacarla de la cama tenía 37º y ya comenzaba a estar tontita. Para evitar que la cosa fuera a más decidimos que no la sacaríamos de casa en todo el día para evitar que cogiese frío, ya que también tenía una tos muy fea y con muchos mocos.
A la hora de comer  ya había ascendido a 38º, así que tras el chute correspondiente de apiretal a las 12.45 horas la metimos en la cama, despertó a las 16.45 horas (sí, cuatro horas de siesta ya os he dicho es que es muy dormilona) con 38º grados de nuevo, así que esta vez tocaba dalsy. Mejoró rápidamente y pasamos la tarde jugando con ella y pintando con las pinturas de dedos que aún no habíamos estrenado. Justo antes de la cena volvimos al termómetro y tachan... 39.2º. Con esto comenzó una noche de idas y venidas al cuarto de Men casi cada media hora, ya que al principio no conseguíamos que le bajase la fiebre, todo lo contrario, le subía.
La pobrecita mía se encontraba tan mal que apenas podía dormir y es tan sumamente buena que no soltó ni una lágrima en toda la noche, si no llega a ser por el baby call ni nos enteramos que no podía conciliar el sueño.
Esta mañana ha amanecido a las 10.00, no me extraña que haya sido tan tarde, después de la nochecita que ha pasado... Y otra vez con sorpresita, 39.5º así que hemos cogido los bártulos y nos hemos presentado en mi segunda casa, el Hospital Sanitas La Moraleja, que estaba como si allí regalaran algo. Madre mía que de niños en urgencias, casi todos como Men, con fiebrones y toses horribles.
Gracias a Dios estaban bien preparados y había cuatro pediatras de guardia, así que no hemos tenido que esperar mucho. 
Al final lo que Men tenía es un virus con apariencia de gripe que estaba dando fiebres muy altas, habían visto hasta niños con 40.5º, ¡qué barbaridad!, así que nos han mandado para casa con un mucolítico, dalsy y nototil cada tres horas, vamos chutazo a tope.
Al llegar a casa le hemos dado la comida, que milagrosamente se ha comido toda conmigo, y la hemos acostado, se ha pegado otra buena siestaza de tres horas y media,pero ha vuelto a despertarse con fiebre, 39,7º. En ese momento le hemos dado el norotil y después de una hora y media tirada en el sofá medio KO ha revivido y se ha puesto como una moto.
Son las 21.30 y está dormidita desde las 20.45 horas y sin fiebre, parece que el norotil ha sido lo más efectivo de todo. A ver cómo se presenta la noche, esperemos no llevarnos sustos otra vez de los de 39.

jueves, 21 de febrero de 2013

¿Cómo cambian los pañales en la guardería?

Cuando nació Mencía una de las pocas cosas que no me daban miedo era el cambio de pañal. Como muchos sabéis, Men es la nieta número 15 de mi familia, por lo que algún que otro pañal me había tocado cambiar en mi vida y enfrentarme a cambiárselo a mi hija no me preocupaba mucho (sólo me daba tirria lo de la pinza del ombligo).

El procedimiento para cambiar un pañal es bastante sencillo:
  • Tumbar al bebé bocarriba en una superficie estable.
  • Colocar toallitas del culete, cremita y pañal a mano del bebé para no tener que dejarlo sólo en ningún momento.
  • Desvestir al bebé desde la cintura hasta los pies o rodillas en función de la comodidad de cada uno.
  • Despegar el pañal, abrirlo y doblarlo hacia atrás.
  • Levantar las piernas del bebé hasta separarlo del pañal.
  • Coger la toallita y limpiar de adelante hacia atrás para evitar infecciones (repetir hasta que quede limpito).
  • Retirar el pañal con cuidado de no rozarle con él al bebé.
  • Colocar el pañal limpio.
  • Poner la crema del culete al bebé y cerrar el pañal.

Hasta aquí creo que no os he contado ninguna novedad, ¿verdad?. 
La cosa es que de un tiempo a esta parte hemos observado que cuando Mencía hace caca nos avisa y se pone a hacer gestos y movimientos extraños, medio agachándose.
Sí, ya sé que es bastante raro y no lo hemos entendido hasta que la chica que cuida de Men durante el día vio en la guarde que para cambiarles el pañal los hacen colocarse de una manera que parece que estén haciendo el pino puente.
Desde que lo hemos descubierto Mencía se ha dado cuenta de que al fin lo hemos comprendido y cuando se hace caca nos avisa (en su idioma), va al baño y se coloca en posición de puente para que la cambiemos.
Aún no he conseguido cogerle demasiado el truquillo, porque me resulta bastante inseguro. Sobre todo, porque parece que en cualquier momento un trocillo de la caquilla o el pañal completo se me vaya a caer encima.

lunes, 18 de febrero de 2013

Vuelta al cole de papá

Como algunos sabéis el papá de Mencía ha estado muchos meses de baja por un tema de salud algo complejo, hoy, tras 317 días en casita, ha vuelto al cole.
Los sentimientos han sido como los de los niños después de tres meses de vacaciones de verano, nervios en toda la familia porque papá tenía que volver a trabajar.
Ayer quisimos pasar un día tranquilito para que hoy no estuviese demasiado cansado e intentar entretenerlo, pero la realidad es que a pesar de quererle mantener la mente ocupada con mil juegos con Mencía fue complicado quitarle ese hormigueo continuo.
La noche la ha pasado durmiendo poco pero como un lirón, más bien he sido yo la que no he pegado ojo, he de confesar que también he estado un pelín nerviosa y esta mañana nos hemos dado un buen madrugón para desayunar en familia y organizar todos sus bártulos.
Antes de salir de salir de casa ya teníamos organizado:
- Bolsa de deporte para la rehabilitación
- Bolsa con los tuppers de comida (como le detectaron la celiaquía a partir de ahora se tendrá que llevar el almuerzo): crema de calabaza, roti de ternera en salsa y yogurt.
- Papeleo de la baja
- Tarjeta de acceso a su trabajo....
Ya os digo, para mi ha sido como el primer día de guarde de Men. 
Yo he tenido y sigo tenido sentimientos un poco encontrados, por un lado estaba deseando que volviese a su rutina y a estar ocupado al 100%, pero por otro me da una pena horrible de que padre e hija ya no vayan a disfrutar de las tardes juntos, los dos lo van a notar muchísimo. Gracias a la baja, el papá de Men ha podido ver crecer a la niña durante la mitad de su corta vida. Va a ser una etapa dura para la peque pero seguro que ahora aprovechamos muchísimo más los momentos juntos.

domingo, 17 de febrero de 2013

La comida: nueva batalla perdida

Esta es Mencía en su máximo apogeo frente a la comida
Ya os he contado en infinidad de ocasiones durante esta corta experiencia como mamá bloguera que darle de comer a Mencía es lo que más nos cuesta a sus papás.
Lo hemos intentado prácticamente todo, desde cantarle, jugar con ella, hacer malabares, ver dibujitos en la tele, en el móvil, en el ipad, dejarla sola ante el plato, dejarla sin comer, cambiarle la trona, darle libros... pero tengo que confesaros que todo, absolutamente todo, no ha servido para nada
Hace unas semanas comenzamos con el método "A Comer" del Doctor Estivill. Yo había puesto muchísimas esperanzas en él, ya que, aunque sé que tiene muchísimos detractores, su método para enseñar a la niña a dormir con nosotros funcionó a la perfección en sólo dos días y ahora Mencía duerme como una auténtica bendita (hoy por ejemplo se ha despertado a las 9.45, ha dormido la siesta de 13.45 a 16.30 y a las 20.20 estaba KO), por lo que las expectativas que había puesto sobre su método para enseñarle a comer eran "demasiado" altas. Los primeros días no hizo ningún efecto conmigo, aunque en la guarde y con la chica volvió a la "relativa" normalidad, pero ha sido inútil con su padre y su madre.
Tengo que confesaros que este fin de semana ha sido prácticamente imposible darle de comer. Tampoco hemos aplicado el método, la verdad, pero es que la única forma con la que conseguimos que tome una cucharada es haciendo verdaderos esfuerzos por conseguir distraerla y, sobre todo, mantenerle las manos ocupadas, porque si no la cuchara termina en la otra punta de la cocina.
Sé que este post suena a derrota, evidentemente estamos un poco desanimados con el tema, sobre todo porque vemos cómo se va quedando cada vez más delgadita, pero la realidad es que no podemos tirar la toalla: con 22 meses tenemos que enseñarle a comer sí o sí. En realidad, es un "post desahogo", porque algo tendremos que hacer.
Otro día, cuando el método nos funcione, porque vamos a volver a intentarlo, os lo contaré con detenimiento.

viernes, 15 de febrero de 2013

Macarenita, una muñeca un tanto especial



Desde estas navidades tengo en mente escribir este post, pero la verdad es que no he encontrado el momento hasta hoy.

Se trata de una muñeca que los Reyes Magos de Oriente le trajeron a mi sobrina Fátima. La muñeca no tiene desperdicio. Entre los adultos (excepto a su madre, por razones obvias) provocó reacciones un tanto sorprendentes. La verdad es que no sabría si decir si la muñeca es mona o no, pero lo que está claro es que un poco de repelús ya da.

A la muñeca en cuestión mi sobri le ha llamado “Macarenita”, y es que se trata de una bebé recién nacida, pero hasta su máxima expresión, ya que Macarenita tiene una cara de vieja impresionante, igualita que la carita de nuestros bebés nada más nacer (lo sé, soy cruel, pero es la realidad, aunque en esos momentos los veamos como los seres más guapos del mundo), y también lleva la pinza del cordón umbilical en el ombliguito, lo cual personalmente me resulta la cosa más asquerosa (tanto en la muñeca como en la realidad). Aún recuerdo lo mal que lo pasaba cada vez que se lo tenía que ver y limpiar a Mencía.

A pesar de todo, los Reyes Magos vistieron de manera ideal a Macarenita, ya que traía jerseicito, faldón, capota de piqué, patucos y leotardos hechos a medida casi tan monos como los que Mencíita tenía de recién nacida. Vamos, una muñeca demasiado realista desde mi punto de vista, ¿no os parece?

lunes, 11 de febrero de 2013

Mi caja de Nonabox de enero

La semana pasada recibí mi caja de Nonabox del mes de enero. Tenía muchas ganas de recibirla porque la de diciembre me volvió loca, como ya os conté. La verdad es que se me ha hecho un poco tarde para escribir este post, pero para hacerlo como Dios manda necesitaba tiempo y la semana pasada fue prácticamente imposible.

Tengo que decir que estoy realmente encantada, parece que los de Nonabox se hayan leído mi lista de propósitos del Today para saber que queremos darle un hermanit@ a Mencía, porque muchas de las cositas que incluye son para recién nacidos o mamás en periodo de lactancia.
Para las mamis que están dando el pecho viene una caja de discos absorbentes de Chicco que son de gran utilidad durante la lactancia de los bebés, ya que la subida de la leche es bastante incómoda para nosotras y estos discos hacen que siempre se mantengas limpita. También viene un complemento alimenticio, Gestagyn, muy necesario en esta etapa en la que los peques literalmente nos consumen.
Para los recién nacidos, la caja de Nonabox trae:
- Unos patuquitos de Limobasics con una pinta de calentitos que ya los querría yo para mi.                
- Un biberón de Tomme Tippee especial anticólico. Por experiencia os digo que lo ideal es que con los más peques uséis bibes de este tipo: "más vale prevenir que curar".
- Un juego de cambiadores desechables de Moltex que son magníficos para cuando viajas, ya que si se manchan con las caquitas directamente los tiras a la basura. Yo los usaba cuando Mencía era pequeñita y estaba encantada.
- Lo que más me ha gustado de la caja han sido las tiras de Fever Kool'n'Soothe, ya que la pobre Mencía desde que la metimos en la guarde tiene unos fiebrones considerables prácticamente cada semana y estas tiras son magníficas para aliviar de inmediato la fiebre de los peques.

Otras cosillas que trae mi Nonabox de enero:

- Protector labial Dr. Hauschka que viene de perlas para estos días de frío en los que los labios sufren tanto y necesitan estar más hidratados que nunca.
- 1 Euro para donar en Médicos sin Fronteras a través de la campaña "Hazte Amiga de Malik".                   
- Una bolsita de pastel de manzana Baby Dali de Ella's Kitchen. A los peques les encanta y son estupendos porque comen fruta casi sin enterarse.

Muy completa, ¿no os parece? Ya estoy deseando que llegue mi próxima caja de Nonabox.

jueves, 7 de febrero de 2013

El primer pintalabios de Mencía

"¿Qué? ¿Cómo? ¿Tu niña no ha cumplido aún dos años y ya te dedicas a pintarle como si fuera una niña mayor? ¿Pero tú estás loca?" Seguro que más de un@ de vosotr@s ha pensado esto al leer el título del post, pero nada más lejos de la realidad. Aunque hay que decir que si por mis sobrinas fuera ya hubieran puesto a Mencía como una muñeca chochona en más de una ocasión. Pero no, esta vez ha sido la propia niña la autora de la fechoría.

Resulta que la otra tarde, cuando mi marido volvió de una de sus habituales visitas a los diferentes médicos que le ven, Mencía le recibió con una enorme sonrisa y los labios ¡completamente pintados de rosa! Para rematar la escena, la niña tenía también las manos manchadas de rosa y parecía masticar algo. ¿El qué? Pues tras pelearse con ella para conseguir abrirle la boca y meterle la mano para ver qué estaba comiendo mi marido descubrió alucinado que se trataba de una tiza de color rosa, de las que normalmente utiliza para pintar en su pizarra redonda de pared (que, por cierto, le encanta). Dice mi marido que estaba muy graciosa y que, aunque intentó reñirle, no pudo hacerlo porque le daba la risa de ver la ocurrencia de nuestra hija. Eso sí, rápidamente tuvo que limpiarle, con ayuda de la chica que cuida a Mencía, los labios, la cara, las manos y hasta la lengua con una toallita húmeda, con el consiguiente mosqueo de la niña...

martes, 5 de febrero de 2013

Nos han dado por primera vez un premio

Ayer de la mano de Amagic mother el blog de la mami en apuros recibió por primera vez un premio, el Lovely Blog Award. Estoy emocionadísima porque como sabéis soy "mamá bloguera de reciente creación", por lo que le estaré eternamente agradecida a Amagic Mother.
Con la recepción de este premio recaen sobre mí una serie de obligaciones:
- Contaros siete cosas sobre mi que preferiblemente no conozcáis.
- Nominar a cinco blogueras que considere que lo merecen.
Empezando por el primer punto:
1. En breve, por primera vez en mi vida, voy a ir a una casa rural (espero no morir en el intento).
2. Soy una compradora compulsiva, como siempre dice mi marido "tengo un boquete en la mano" (aunque siempre compro para los demás).
3. Me encanta hacer regalos, sobre todo a mi marido.
4. Cuando me propongo algo lucho por ello a tope, no suelo rendirme.
5. Quiero comprar un coche y estoy volviendo loco a más de uno de tanto insistir.
6. Considero que haber creado el blog y mantenerlo se ha convertido en una adicción.
7. Soy una tiquismiquis en cuestiones de salud, nunca nada grave pero siempre mil tonterías.
Ahora que resuenen los tambores........ Mis nomidadas al Lovely Blog Award son:
- María de La Libreta de Mamá
- Marga de Subida en mis tacones
- Ainhoa de Y a ti, hijo, te toqué yo
- Marialu de Star en Rojo
- Esther de 39 Semanas
Espero que os guste la nominación tanto como a mi.

lunes, 4 de febrero de 2013

Semana de Carnaval en la guardería


El viernes al llevar a la peque a la guardería me encontré con un cartel en la puerta que ponía: Semana de Carnaval, todos los días los niños tendrán que venir disfrazados. A continuación había un listado de disfraces y temáticas según el día de la semana.
Sé que es muy divertido disfrazarlos, porque entre pitos y flautas todos los meses tienen dos fiestas de disfraces (la fiesta del color y alguna de la época del año), pero es que cinco disfraces me parece algo desmedido teniendo en cuenta que con la crisis que tenemos encima hay que hacerlo con 0€ de presupuesto.
Pues bien, os paso a enumerar los "modelitos" con que Mencía tiene que ir esta semana a la guarde.
Lunes 4 de febrero: disfraz de pijama. Como los pijamas de mi hija son todos heredados de sus primos, la verdad es que no tiene ninguno que dé mucho juego, así que le he puesto el único que tenemos con muñecos estampados (menos mal que no tenía ningún “tomate”).
- Martes 5 de febrero: disfraz de profesión. ¡Ufff!, a ver qué hago teniendo en cuenta el material casero, pero me acabo de acordar que antes de Navidad le compré un macro babero para pintar con la pintura de dedos que aún no hemos estrenado e igual con eso y una brocha que le compremos en el chino ya tenemos a una “pintora”.
- Miércoles 6 de febrero: disfraz de deportista. Después de todo el fin de semana dándole vueltas sin que se me ocurriera nada había decidido que ese día no se disfrazara, pero mi amiga Pilar (la de los patines) me dio la idea de ponerle un bañador encima de la ropa y llevarla de nadadora, así que resuelto (espero que no le queden pequeños los trajes de baño).
- Jueves 7 de febrero: los niños de niños y las niñas de niñas. Este es el más fácil, le voy a poner un trajecito precioso con un lazo enorme incorporado en su estupenda coleta (estoy emocionada porque casi dos años después le he comprado a la enana lazos de todos los colores, ahora sólo tengo que aprender a ponérselos).
- Viernes 8 de febrero: disfraz libre. ¡¡¡¡Ohhhh noooo, pero si no tenemos más que el de pastora y el de calabaza que ya le hemos puesto para la guarde!!!! Menos mal que mi amiga Cristina me bajó del altillo de su casa una bolsa llena de disfraces y me ha dejado uno de vaca graciosisimo.

Éste es el esquema del lunes, a ver si a lo largo de la semana las circunstancias no me obligan a cambiarlo. De todas formas, yo pensaba que esto de los Carnavales era sólo cosa de Cádiz…

domingo, 3 de febrero de 2013

El chupete, ¿cuándo retirarlo?


Es curioso cómo desde que nacen los niños se hacen o no con ese pequeño milagro para muchos padres que es el chupete.
Cuando Mencía nació no quería ver el chupete ni en pintura. Por mucho que lo intentaba no había manera de que lo quisiera, pero la pediatra me aconsejaba que lo siguiese intentando que más adelante lo agradecería y así lo hice.
A los tres meses Mencía ya se había hecho a la perfección con el y, tal como me había dicho la pediatra, a la peque le calmaba un montón. Además, era muy gracioso ver cómo se ponía (y se sigue poniendo) el chupete al revés y eso no le creaba ningún problema. Es más, yo creo que siempre le ha gustado más llevar el "chupe" al contrario que en su postura normal.
Cuando me incorporé a trabajar tras la baja maternal pasamos a Men del Moisés a la cuna y después de unos cuantos días revoltosa para dormir decidimos darle más de un chupete para que cuando se despertarse siempre tuviese uno a mano. Con este invento casero y el método "Duérmete Niño" del para mi Santo Dr. Estivil, Mencía ha estado durmiendo como una bendita.
En las dos últimas revisiones con la pediatra, me ha insistido en que tengo que retirarle los chupetes. Es cierto que ya sólo los usa para dormir en casa, en la "guarde" ni siquiera se lo ponen para la siesta, pero en casa aún los mantenemos para momentos y circunstancias especiales: los viajes, para que se porte bien en Misa o cuando está muy tontorrona.
Desde que la pediatra me dio esa indicación, todas las noches me pregunto cómo llevar a cabo la retirada de los chupetes, de uno en uno o todos del tirón, porque la verdad es que me da mucha pena ya que la pobre sólo tiene 21 meses. ¿Qué hago?